• Regístrate

    Matrícula WOOW


    Matricularme

15 razones por las que es posible hacer ejercicios todos los días cuando estudias

Publicado: 8 de enero de 2018 | Autor: Jesús Carbajosa Fernández

Hacer ejercicios todos los días es la aspiración de muchas personas, incluso de aquellos que ya no se sienten en total plenitud como cuando acababan de cumplir veinte años.

Muchas son las excusas y las razones por las que los jóvenes no hacen ejercicios, sin embargo, siempre es posible cumplir con las metas que nos hemos propuesto si nos establecemos compromisos diarios.

Algunas de esas razones son las siguientes:

1. Siempre tienes tiempo. A veces es bueno ser obesivo, sobre todo si lo somos con aquellas metas que nos hemos propuesto. Si lo que quieres es verte bien y tener un cuerpo sano, usa todo ese tiempo libre que siempre tienes a tu disposición. A veces los profesores se enferman y no van a clases, los fines de semana tienes tiempo de sobra y entre semana seguro te queda una o dos horas sin mucho que hacer.

2. Tus amigos entrenan. Además de planear las vacaciones con tus amigos, podrías planear sesiones de entrenamiento.  Seguro tienes amigos que entrenan y lo pasan bien, si tus amigos entrenan, es posible que puedas tomarte el tiempo de hacer ejercicios todos los días.

3. Tu pareja te invita al gimnasio. Hacer ejercicios todos los días con tu pareja es una buena ocasión para establecer bases sólidas en tu relación. No le digas que no  cuando te invite al gimnasio.

4. Puedes caminar treinta minutos. Caminar es una buena forma de hacer ejercicios, si puedes caminar treinta minutos, entonces será muy sencillo para ti entrenar.

5. Holgazaneamos. En la vida estudiantil siempre hay momentos para no hacer nada, esos instantes pueden ser muy útiles para hacer ejercicios todos los días.

6. El médico lo ordena. Los médicos lo dicen, hacer ejercicios constantemente permite una mayor relajación y una menor tensión nerviosa, lo que ayuda a conciliar mejor el sueño y además permite que el cuerpo sea mucho más elástico.

7. Tu profesor llega tarde. No solamente las ausencias por enfermedad de tus maestros pueden ser la excusa perfecta para entrenar, si un profesor llega una hora retrasado, podrías aprovechar para caminar con tus amigos.

8. Siempre tienes un día libre. Cada momento libre en tu vida de estudiante puede ser la ocasión ideal para entrenar.

9. Los fines de semana te levantas tarde. En lugar de dormir hasta tarde los fines de semana, aprovecha el tiempo para entrenar y seguir con la rutina de ejercicios que ya has realizado entre semana.

10. Los domingos compartes con tu familia. Seguro otros miembros de tu familia desean hacer ejercicios todos los días, motívalos a que esas reuniones familiares sean el momento perfecto para ejercitarse juntos.

11. Los lunes siempre llegas un poco tarde. Muchos deportistas sienten alegría y un mejor estado anímico luego de entrenar, aprovecha la media hora de tardanza habitual de los lunes para entrenarte y así comenzar la semana del mejor humor posible.

12. Quieres sentirte más feliz. Como ya lo dijimos, el ejercicio físico te permite sentirte de mejor humor, saltarás de la cama lleno de entusiasmo y energía.

13. Te gusta bailar. Podrías entrenar bailando, existen diversas clases que te permitirán bajar de peso al mismo tiempo que te diviertes.

14. Puedes usarlo de excusa para escuchar música. La música te brinda mucha energía, podrías caminar escuchando a tus artistas favoritos.

15. Porque sabes que puedes. En el fondo sabes que hacer ejercicios todos los días es posible, solamente debes dejar de ponerte excusas.

En la juventud tenemos energía de sobra para lograr todo lo que nos proponemos: ¡no pierdas tiempo!

Deja una respuesta